Museo Nacional de Aeronáutica

Base Aerea Moron

20/09/15

 

  

Visita al Museo Nacional de Aeronáutica.

El domingo 20 de Septiembre, aprovechando el último día de este corto invierno, fuimos a visitar el Museo Nacional de Aeronáutica. En apenas unas horas, nuestros vehículos se encontraron con estas fabulosas máquinas voladoras y los socios del Citroën Club Bs As sintieron la admiración de estar frente a más de un siglo de historia aeronáutica.

El Museo, que está ubicado en el predio de la antigüa base militar de Morón (Provincia de Bs As), abría sus puertas a partir de las 14hs, momento en el cual, una extensa fila de Citroën`s de todas las épocas se agrupaba para entrar en caravana hacia un sector de la pista y los hangares. En ese lugar estacionamos nuestros autos y literalmente hablando, quedamos bajo la custodia de un enorme avión cuatrimotor que, indudablemente, fue el marco ideal para realizar “la foto” que quedaría en el recuerdo de todos.

Una vez superada esta euforia inicial, accedimos al primer hangar, donde el guía nos explicó con lujo de detalles, cada pabellón. El primero y fundamental era el perteneciente a los inicios de la actividad aeronáutica, con las hazañas de Jorge Newbery y el globo Pampero. Allí también está expuesto un automóvil Anasagasti (recordemos que fue el primer vehículo nacional fabricado en serie), el cual fue donando a la Fuerza aérea por Horacio Anasagasti en los primeros años del siglo pasado (alrededor de 1912/1913), con el objetivo de asistir en pista a las primitivas aeronaves.

Siguiendo en el hangar principal, pudimos ver los primeros aviones de tela y madera como el curioso Bleriot del año 1909 fabricado en Francia o el Focke Wulf fw 44-j Stieglitz (origen Alemania) del año 1932, el cual se fabricó también en Argentina (bajo licencia) en la fábrica militar de aviones, donde se realizaron -en primera instancia- 190 unidades con el motor original. Este biplano biplaza de entrenamiento y acrobacia fue muy utilizado por Carola Lorenzini, convirtiéndola en una de las aviadoras más famosas del Mundo.

Siguiendo la recorrida, encontramos también muchos exponentes de la industria nacional, cada uno con un marcado paso por la historia Argentina. Entre ellos podemos destacar:

I.Ae. 27 Pulqui. Desarrollado en el año 1947, fue el primer avión argentino y octavo en el Mundo con propulsión a reacción.

I.Ae. DL 22 año 1944. Este Monoplano Biplaza de entrenamiento avanzado y apoyo táctico se realizó en el Instituto Aerotécnico como solución a la falta de aviones y materias primas estratégicas, debido a la segunda guerra mundial. Se han fabricado 201 unidades.

I. Ae 35 Huanquero. Fue desarrollado y fabricado en nuestro país durante los años cincuenta.

I. Ae R-16-Sd, Motor radial “El Gaucho” de 9 cilindros, construido en Argentina.

I.A 50 Guarani II, En el año 1965 se convirtió en el primer avión construido íntegramente en Latinoamérica que cruzó el Océano Atlántico. Participó en el XXVI Salón de la aeronáutica y el espacio, realizado en Le Bourget, Francia, donde se lo eligió como uno de los 3 mejores en su clase.

IA-58 Pucara. Participó activamente en el conflicto por Malvinas. El primer prototipo voló en Agosto de 1969.

En el área dedicada a las Islas Malvinas, se exhibía un Dagger y los Douglas A-4C y A-4B Skyhawk, este último tenía pintadas en su fuselaje las siluetas de las tres fragatas inglesas que destruyó en el año 1982.

En la planta alta del Museo encontramos salas especializadas en maquetas a escala de numerosos modelos de aviones, además de algunos instrumentos meteorológicos y una sala dedicada al esparcimiento de los niños.

En el segundo hangar se encuentran una gran variedad de aeronaves, como los aviones presidenciales, helicópteros, planeadores, turbinas y motores que cumplen una función didáctica.  También se ha inaugurado el Espacio Antártico, el cual está dedicado a la actividad aeronáutica en el Continente Blanco.

En esta zona, uno de los aviones más visitados es el Latécoère 25, aeronave construida por la compañía francesa en 1925 que fue utilizado por la Aeroposta Argentina entre los años 1929 y 1939, abriendo las primeras rutas aéreas a Paraguay y Chile.

Este ejemplar es el único que se conserva en el mundo y fue piloteado entre otros, por el  francés Antoine de Saint-Exupery, autor del famoso libro “El principito”.

Hay mucho más para ver, las cuatro horas que dura la apertura del Museo es tiempo suficiente para recorrer cada rincón y nos servirá para imaginar cómo hicieron estos pioneros y soñadores hace algo más de un siglo atrás, para volar como las aves. También será un buen momento para rendir un merecido homenaje a los héroes que defendieron nuestras Islas Malvinas en el Atlántico Sur.

Desde aquí, queremos agradecer a Julia y Marcos del Museo Nacional Aeronáutico por su excelente trato, atención y predisposición hacia nuestro club y sus socios. También nuestro reconocimiento para Leonardo Mara, coordinador del evento.

                        


Citroën Club Buenos Aires

Contacto